jueves, 18 de diciembre de 2008

El doblaje - ¿maltrato cinematográfico?

Cuántas veces no he tenido que escuchar que el doblaje de las películas en España es “buenísimo” o inlcluso que algunos dobladores consiguen “mejorar” el sentido de las películas originales.
¿En qué se basa esta gente para decir que el doblaje en España es buenísimo? ¿Comparan si acaso con el doblaje alemán o francés? Y si todavía no han visto ni una sola película en versión original ¿cómo pueden saber que lo que transmite el doblador es exactamente lo que transmite el protagonista de la película?

A mí no es que no me guste el doblaje. Me pone mala.
Las voces son siempre muy forzadas y sobreactuadas y los niños siempre tienen la misma voz de pito de señora (muy poco creíble, de hecho).
Y cuando te dispones a ver una película con Woody Harrelson y te das cuenta de que la voz es la de Hugh Grant en la película que viste la semana pasada, la credibilidad es nula.
O cuando actores españoles en películas americanas no se doblan a sí mismos, como es el caso de Javer Bardem y Penélope Cruz en “Vicky, Cristina, Barcelona”.

Creo sinceramente que más de la mitad de la interpretación de un actor está en la voz, y que no podemos saber al 100% la calidad de un actor doblado.
Hay que escuchar a actores como Woody Allen, Jack Nicholson o Anthony Hopkins con su voz original para entender que ningún doblador es capaz de alcanzar la calidad de interpretación vocal de estos actores.
Por no hablar de las traducciones, que suelen ser pésimas. ¿O vosotros soléis decir “¡largo de aquí!” o “¿qué diablos estás diciendo?” cuando estáis enfadados?

En España me he acabado acostumbrando a casi todo.
Pero el doblaje, no puedo con él.
He tenido que escuchar comentarios del estilo de que en mi país no doblamos porque no tenemos dinero para ello (claro, España siempre ha sido un país muchísimo más afortunado que cualquiera de los países de la península escandinava).
Algunos opinan que si tienes que leer los subtítulos te pierdes la película. Por eso, los nórdicos tienen que ver simpre las peliculas dos veces, una vez para entender de qué va, y otra vez para apreciar la fotografía y las imágenes.
El inglés lo manejan los norteeuropeos tan bien por algo. Si teníais dudas sobre el porqué, espero que ya no las tengáis.

El DVD y la TDT ha mejorado la calidad de vida de la gente que opina como yo con respecto a este tema , pero el cine en V.O , lamentablemente lo podemos disfrutar pocos…

2 comentarios:

mengano dijo...

En España se vive y se come mejor que en ningún sitio. Eso lo sabe cualquiera que no haya salido nunca de España...

Y el doblaje, entre otros males, altera el sonido ambiente; se crean dos planos de realidad sonora: el fondo y el diálogo. Aunque estamos acostumbrados, es bastante irreal.

Pero como toda regla tiene su excepción: Constantino Romero "el grande", doblando a Clint Eastwood "el más grande todavía.

la chica de Potedaia dijo...

Cuando vivía en España y aun no había visto cine en el extranjero el doblaje me molestaba un poco, pero MUY poco... sólo por aquello de las voces repetidas y el vocabulario extraño.

Ahora que he visto series y películas en VO original me quedo asqueada cada vez que veo cosas dobladas, porque le veo todos los defectos y sé que me estoy perdiendo cosas. Por poner un ejemplo, ver The Dark Knight en español es perderte un 60% de la actuación de Heath Ledger... hay doblajes que dan ganas de llorar, de verdad.

En España no se dobla porque nos sobre el dinero... se dobla porque somos vagos. Y si tienes una velocidad de lectura normal de adulto (sí, esa que se alcanza a los 14 años) puedes apreciar perfectamente los detalles y leer los subtítulos a la vez... por no mencionar que ayuda a mejorar en el idioma original si ya lo conoces.

No sé, todos los argumentos que dices que te ponen de por qué el doblaje español es una maravilla y es mejor que ver las cosas en VO subtituladas me parecen un montón de excusas y sandeces.